miércoles, agosto 24, 2005

La energía oscura, un tercio de interrogantes.



El descubrimiento de un grupo de astrónomos repalda la idea de que el universo está lleno de una misteriosa forma de energía que causa que las galaxias se separen unas de otras permanentemente y a un ritmo cada vez más rápido.





Esta imagen explica la historia de la aceleración del universo.

Utilizando el Telescopio Espacial Hubble (Hubble Space Telescope) de la NASA se localizó el estallido de luz proveniente de una estrella en explosión que se encuentra mucho más lejos de la Tierra que cualquier estrella antes vista, una explosión de supernova en el universo temprano que puede dar luz a un oscuro misterio de "escala cósmica".
Esta explosión estelar es extraordinaria: por la gran distancia donde se localiza —a 10 mil millones de años luz de nuestro planeta — y porque respalda la hipótesis de la existencia de una misteriosa forma de "oscura energía" que se encontraría extendida en el cosmos. A principios del siglo pasado, Albert Einstein propuso el concepto de energía oscura, una fuerza que aleja a las galaxias unas de otras a un ritmo incesante, pero más tarde lo descartó.
El descubrimiento del Hubble también respalda la fascinante idea de que el universo comenzó a acelerarse recientemente. El Hubble nos ofrece la primera evidencia observacional de que la gravedad comenzó a frenar la expansión del Universo después de la Gran Explosión (Big Bang) y que después de esto la fuerza repulsiva causada por la energía oscura ganó terreno sobre el dominio de la gravedad.
El grupo de astrónomos encabezado por Adam Riess del Space Telescope Science Institute (STScI), hizo el descubrimiento cuando, para estudiar cómo se formaron las galaxias, analizaba cientos de imágenes tomadas por el Hubble.
"Esta supernova parece ser parte de una clase especial de explosiones que permite a los astrónomos entender como la expansión del Universo ha cambiado a través del tiempo; de la misma manera que los padres observan el crecimiento de sus hijos marcando rayas de tiza en el marco de una puerta", dice Riess. "Nos muestra que el Universo se porta igual que un conductor que reduce la velocidad conforme se aproxima a una luz roja, y que aprieta el acelerador cuando la luz se pone verde".
Esta supernova tan particular aparece relativamente brillante, como consecuencia del desaceleramiento del Universo en el pasado (cuando la supernova explotó), que fue seguido de una aceleración más reciente
"Hace mucho tiempo, cuando la luz salió de esta distante supernova, parece que el Universo se había aletargado debido a la tracción mutua de toda la masa contenida en él", explica Riess. "Miles de millones de años después, cuando la luz sale de supernovas más recientes, el Universo comenzó a acelerarse, extendiendo la distancia entre las galaxias y haciendo que los objetos en ellas se vieran menos brillantes".
"La capacidad del Hubble para encontrar explosiones estelares titánicas a grandes distancias nos permitió confirmar la teoría de que el Universo tuvo que haberse desacelerado antes de cambiar a una velocidad más alta", dice la Dra. Anne Kinney, directora del programa Origins en la sede principal de la NASA en Washington D.C.
Las observaciones de varias supernovas distantes, hechas por dos grupos de astrónomos en 1998, llevaron a la teoría de que el Universo se encontró ante un "semáforo en verde" y aceleró cuando tenía la mitad de su edad actual. Los astrónomos dicen que los nuevos hallazgos del Hubble descartan otras posibles explicaciones.
Hace casi un siglo, la Teoría General de la Relatividad de Einstein predijo que el Universo debía colapsar debido a la implacable atracción de la gravedad. Sin embargo, como muchos otros científicos de su tiempo, Einstein asumió que el Universo no cambiaba y era más bien estático. Para hacer que sus ecuaciones se ajustaran a tales suposiciones, Einstein añadió algo que él llamó "la constante cosmológica", cuya gravedad es repulsiva, sin tener la certeza de que ésta era real.
Poco después, el astrónomo Edwin Hubble descubrió que el universo se está expandiendo. Hubble asumió que el Universo se había desacelerado bajo la influencia de la gravedad y que incluso, podía llegar a detenerse. Esto, llevó a Einstein a decir que su "constante cosmológica" era la "metedura de pata" más grande de su carrera. Ahora, parece que Einstein despues de todo, había acertado.
La fuente de la gravedad repulsiva puede ser algo afín a la constante cosmológica de Einstein —referida como la energía del "vacío cuántico", una presencia subatómica que se extiende en el espacio— o algo completamente nuevo e inesperado.
"Aunque no sepamos qué es la energía oscura, sabemos con certeza que al entenderla tendremos pistas cruciales en la búsqueda para la unificación de las fuerzas y las partículas en el Universo, y que el camino hacia dicho entendimiento necesita de telescopios y no de aceleradores", dice el astrofísico Michael Turner de la Universidad de Chicago.

2 comentarios:

AEndor dijo...

Interesante, ya veremos si con otras observaciones o experiencias se puede mantener o reforzar aún esta teoría. Aunque dudo, que al menos en este siglo, podamos experimentar directamente con este tipo de energía, más allá de una observación indirecta.

Lightbringer dijo...

La observación indirecta es la que permite la investigación especulativa, para mí es la etapa más interesante de la ciencia.

Saionara!